Los Dallas Cowboys comienzan una racha de semanas sin Dak Prescott con un juego en contra de los campeones de la AFC. Enfrentar a un equipo que viene del Super Bowl nunca suena como una situación ideal y menos aún sin quarterback titular en tus filas.

El día de hoy, echaremos un vistazo a tres “Factores X” que podrían mantener el partido al alcance de los Cowboys para evitar comenzar el año 0-2 por primera vez desde el 2010.

1. Trevon Diggs robando el balón contra Ja’Marr Chase

Ja’Marr Chase va a tener un buen día. Es importante que aquellos siguiendo el partido de los Cowboys el domingo lo sepan. No porque Trevon Diggs sea un mal cornerback como muchos dicen, ni mucho menos. Chase es simplemente uno de los mejores en la NFL en su posición.

Habiendo dicho eso, no creo que Diggs “viaje” con Chase a todos lados el domingo. Hístoricamente, no es como Dallas utiliza a su mejor cornerback. En vez de eso, lo dejan en un lado de la defensiva y por lo general evita alinearse por dentro.

Sin embargo, es probable que cuando el receptor estrella de Bengals se alinee por fuera (algo que esperaría mucho este domingo ya que Dan Quinn seguramente se apegará a el uso de un solo safety en lo alto de la defensiva). Esto le dará la oportunidad a Joe Burrow de buscar sus pases favoritos a Chase. Pases largos y verticales en encuentros uno-a-uno.

Y es aquí donde Diggs, especialista en robar balones para los Cowboys, podría recordarnos lo que hizo en 2021. Burrow y Chase probablemente intentarán conectar en pases 50/50 y aunque conectarán muchos de ellos, un robo de balón es lo que podría hacer la diferencia en un duelo en el que Dallas necesita a su defensiva liderando el camino urgentemente.

2. Osa Odighizuwa contra el novato

La línea ofensiva de los Bengals fue reconstruida este offseason pero sigue teniendo debilidades. La más grande de todas y la que Cowboys debe explotar es la del guardia izquierdo Cordell Volson.

El guardia novato que ganó el trabajo titular de manera sorpresiva en pretemporada permitió siete presiones y dos sacks en la semana 1. Mientras tanto, Osa fue el tercer mejor Cowboy según las calificaciones de PFF contra Bucs. El tackle defensivo de segundo año generó dos presiones y forzó dos stops (tackleadas que resultan en un fracaso para la ofensiva) en el partido.

Aunque Dan Quinn y los Cowboys podrían mandar paquetes de presión para explotar ese hueco, si Odighizuwa puede hacerlo sin apoyo todo el partido, Burrow podría estar en problemas.

3. Quinn vs Taylor/Callahan

Si tuviera que señalar la mayor ventaja para Cowboys en este encuentro, apuntaría al enfrentamiento de coaches entre Quinn y Zac Taylor (head coach) y Brian Callahan (coordinador ofensivo) de Bengals.

Aunque Cincinnati cuenta con un gran quarterback y uno de los mejores grupos de receptores en la NFL, su staff limita al equipo. Tienen tendencias predecibles y un esquema relativamente sencillo. Estos fueron evidentes de nuevo contra Steelers.

Además, es una ofensiva que permite sacks en gran medida por mal diseño de protección de pase. Eso sin mencionar que Burrow trabaja en una ofensiva que le pide buscar la jugada grande, lo cual lo hace quedarse con el balón mucho tiempo.

Dan Quinn y sus frentes híbridos podrían hacer una diferencia para Cowboys en el partido, sobre todo con armas como Micah Parsons y DeMarcus Lawrence a su disposición. Dallas debería llegar al quarterback en múltiples ocasiones este domingo.

Predicción Bengals vs Cowboys

No puedo pronosticar una victoria de Cowboys en este encuentro. Sin embargo, una buena defensiva y un ataque principalmente terrestre podrían mantener este más cerrado de lo que parece.

CIN 21 – 16 DAL

Imagen destacada vía Jerome Miron-USA TODAY Sports