Hace casi una semana, los Dallas Cowboys se llevaron una victoria clave de visita contra los New England Patriots. Fue un juego cerrado que se tuvo que ir a overtime, y aunque Cowboys ya llegaba como favorito al encuentro, la escuadra de Mike McCarthy demostró cosas que solo equipos contendientes demuestran.

Hay mil conclusiones – quizás más – que podemos sacar de este partido. Para esta altura de la semana, probablemente han leído y escuchado la mitad de ellas. Pero la principal que podría sacar es que ya no solo es la afición y la gente cerca de los Cowboys quienes consideran a este equipo un serio contendiente. Sino que también lo piensan medios “nacionales.”

Y aún más importante que eso, lo piensa la NFL. Y lo piensa el mismo Bill Belichick, quien compartió sus pensamientos respecto a esta ofensiva.

“Es súper impresionante. Este tipo puede lanzar,” dijo Belichick del candidato al MVP. “Muy preciso. Gran compostura en la bolsa (de protección). Puede extender jugadas y es genial lanzando pases profundos.”

“Simplemente un gran quarterback. El mejor equipo aéreo en la liga. (Dak) lo hace todo,” concluyó el HC de los New England Patriots.

Pero esos son solo palabras. Claro, Belichick lo dice en serio. No solo “por cumplir.” Es un coach que quizás ofrece pocas respuestas en sus ruedas de prensa, pero cuando lo hace no miente. Y sus acciones en el campo concordaban con lo que dijo acerca de Prescott y la ofensiva de los Dallas Cowboys.

La defensiva de los Patriots es una disciplinada e inteligente. Y el domingo pasado, New England se encargó de disfrazar todo lo que pudo en contra de Cowboys para limitar el ataque de Dak. Aparentemente, los Patriots se enfocaron a frenar el juego terrestre, donde más estaban batallando previo al juego.

Pero su plan de juego también involucró un poco de todo contra Prescott. Los Pats mostraron muchas presiones simuladas, muchos movimientos agresivos al momento del snap. La mejor manera de describirlo es como lo hizo Ted Nguyen de The Athletic.

“Contra los Cowboys, los Patriots constantemente cambiaron sus coberturas y llevaron sus engaños al extremo, frecuentemente cambiando la apariencia de la defensiva después del snap.

Y aún así, con todo y entregas de balón, Cowboys lució como una gran ofensiva. En momentos clave, movieron las cadenas. Incluso en cuarta oportunidad confiando en receptores “banca” como Cedrick Wilson. Hasta Noah Brown tuvo dos jugadas explosivas en este encuentro.

Solo vean la siguiente gráfica de NextGenStats.com lanzamientos de Prescott, donde se nota que los Dallas Cowboys pudieron atacar todo el campo.

Dak Prescott

Cuando un coach como Bill Belichick prepara un plan de juego tan agresivo y tu ofensiva es capaz de operar a ese nivel – incluso con errores como los que cometieron en Foxborough – habla de que tipo de equipo eres.

El término élite se usa muy libremente en la NFL. Todos tienen su definición, pero una de mis favoritas es la siguiente. Esta definición es aplicada a jugadores, pero considero que también aplica para equipos.

“Muestra habilidad única. Gana consistentemente. Dominante contra toda competencia.” 

Hasta el momento, esa definición encaja con los Dallas Cowboys. El calendario se complica y después de todo es la NFL. Habrá derrotas. Pero siempre y cuando esta ofensiva continúe a este nivel élite, este equipo es uno de los mejores en la liga.

Imagen destacada vía Brian Fluharty-USA TODAY Sports