Al hacer un recuento de en que posiciones mejoró el equipo de los Dallas Cowboys y en cuales no lo hizo, es difícil encontrar una respuesta en la línea defensiva. Específicamente, en la posición de tackle defensivo. Los Cowboys no han tenido una unidad definida en esta posición en muchos años y en 2021 parece estar aún menos claro quienes serán los titulares.

¿Se puede decir que los Cowboys mejoraron su unidad de tackles defensivos aunque no quede ni siquiera claro quienes son los titulares? Sería difícil justificarlo.

El año pasado, la defensiva tampoco tuvo a un par definido de titulares. De hecho, ningún jugador en la posición jugó en más del 41% de las jugadas defensivas. Dontari Poe llegó como un agente libre que dio mucho de que hablar en el offseason pero llegado el momento no tuvo éxito en Dallas. Trysten Hill se lesionó en la Semana 5 y quedó fuera por el resto de la temporada.

En apenas su año de novato, Neville Gallimore se convirtió en lo más cercano a un verdadero titular aparte de Woods, jugando en más de 50% de las jugadas en siete partidos de la temporada.

Sin embargo, los Dallas Cowboys tienen muchas opciones en 2021. Y quizás vale la pena empezar destacando que la defensiva tiene mejor profundidad en la posición que en años anteriores. Desde la agencia libre quedó claro que la directiva se encargó de traer muchos jugadores en la posición que encajarán con lo que Dan Quinn buscaba en su línea.

Aunque no se trajo a ningún agente libre de renombre, los Cowboys firmaron a Brent Urban y a Carlos Watkins. Ambos jugadores cuentan con un buen tamaño y excelente longitud de brazos, un atributo que Quinn ha buscado tanto en la agencia libre como en el NFL Draft.

Hablando del Draft, los Cowboys se encargaron de continuar su búsqueda al traer a otros dos tackles novatos. En la tercera ronda, se llevaron a Osa Odighizuwa de UCLA, un tackle defensivo que podría competir por tiempo de juego significativo como un three-technique dentro de la defensiva.

En el tercer día del Draft, buscaron a un tackle nariz en Quinton Bohanna. A pesar de haber sido seleccionado en la sexta ronda, Bohanna podría tener oportunidad de brillar más pronto de lo esperado siendo que no hay muchas opciones en el equipo para alinear como un tackle nariz. Sobre todo después de la partida inesperada de Antwaun Woods, a quien los Cowboys dejaron ir después del NFL Draft.

Asumiendo que los Dallas Cowboys utilizarán un frente defensivo con cuatro linieros defensivos la mayoría del tiempo (cuando estén alineados en defensiva nickel), creo que la siguiente podría ser una de las rotaciones más viables:

  • DE: Randy Gregory
  • DT (1-tech): Brent Urban / Quinton Bohanna
  • DT (3-tech): Neville Gallimore / Osa Odighizuwa
  • DE: DeMarcus Lawrence

Lo ideal sería evitar mucha rotación en la posición, pero podría ser necesario para el éxito de Cowboys en 2021. Sobre todo en la posición de one-technique, donde Dallas tiene a un par de jugadores de los que no se sabe mucho. Urban ha brillado contra el juego terrestre, pero no ha demostrado ser una amenaza al generar presión.

Otro jugador clave es Trysten Hill, por supuesto. A pesar de un mal año de novato, las primeras semanas de Hill en 2020 fueron una grata sorpresa para todos.

En temporadas recientes, la línea defensiva interior de los Dallas Cowboys no ha hecho un muy buen trabajo peleando en las trincheras, lo cual ha llevado a problemas en el segundo nivel de la defensiva, forzando a los linebackers a hacer malas lecturas e intentar hacer “de más.”

En una temporada en la que se esperan mejoras en la posición de linebacker y en una pésima defensiva terrestre, la posición de tackle defensivo será de las más importantes para los Cowboys.

Hasta el momento, son una de las principales preocupaciones rumbo a training camp.

Imagen destacada vía Tim Heitman-USA TODAY Sports