Los Dallas Cowboys arrancarán la Semana 3 con un récord de 1-1 y la oportunidad de ganar su primer juego divisional del año en Monday Night Football contra los Philadelphia Eagles.

En dos juegos, hemos aprendido varias cosas respecto al equipo favorito a ganar la NFC East. Aquí hay algunas.

Ajustes agresivos de coaches: Sin duda de lo más sorprendente de este staff de coaches ha sido su agresividad al ajustar bajas. La mejor evidencia de esto vino la semana pasada, cuando los Dallas Cowboys alinearon a Micah Parsons como ala defensiva en contra de Chargers.

Sin Randy Gregory y sin DeMarcus Lawrence, Dan Quinn fue agresivo y cambió de posición a uno de sus mejores jugadores. Parsons cumplió con el cometido.

Mientras tanto, sin La’el Collins a la ofensiva, el equipo permitió que Terence Steele se encargará de Joey Bosa. Además, le ayudaron mucho con un esquema agresivo para neutralizar al caza cabezas de Los Angeles.

Defensiva cerca del balón: Esta defensiva está lejos de convencer que pueden frenar ofensivas de manera “tradicional.” Sin embargo, tras dos semanas de acción lideran a la NFL en robos de balón con seis. Incluyendo dos intercepciones de Trevon Diggs.

Esto será difícil de replicar a lo largo de toda una temporada, pero la defensiva de Dan Quinn claramente ha sido lo suficientemente agresiva como para que Cowboys parezca estar más cerca de “hacer una jugada” por el balón constantemente.

Safety es una posición inesperadamente fuerte: Incluso con Donovan Wilson lesionado, los safeties de los Dallas Cowboys se han impuesto como una fortaleza en el equipo. Damontae Kazee ha provocado dos robos de balón además de lucir muy bien como el free safety de la defensiva. Jayron Kearse ha sido una de las mayores sorpresas del año. Malik Hooker lució bien en su debut.

Los Cowboys utilizaron un paquete llamado “Big Nickel” en la semana 2 donde los tres safeties estaban en el campo simultáneamente. Quizás veamos más de eso más adelante.

Micah Parsons es real: Cuando los Dallas Cowboys seleccionaron a Parsons con el pick #12 del Draft sabíamos que podía ser especial. La directiva sugirió en comentarios que si hubiera estado uno de los dos mejores cornerbacks disponibles, los hubieran seleccionado. Pero meses después, es difícil no estar en paz con su novato de primera ronda.

Sí, Parsons ya tenía experiencia como caza cabezas. De hecho en colegial, solo jugó una temporada como linebacker. Pero hacerlo en la NFL cuando no pasaste todo el offseason preparándote para ello no es nada fácil. Parsons lo hizo verse así generando ocho presiones contra Justin Herbert la semana pasada.

Joe Philbin ha demostrado su valía: Quizás sea temprano para una declaración como esta. Pero ¿cómo no darle un aplauso al coach de línea ofensiva de los Cowboys?

En la semana 1, Connor McGovern se vio muy bien supliendo a Zack Martin contra uno de los mejores duos de tackles defensivos en la NFL. En la semana 2, Terence Steele no tuvo problemas contra Joey Bosa.

Imagen destacada vía Orlando Ramirez-USA TODAY Sports