La semana pasada arrancó el “mini-campamento” para novatos de los Dallas Cowboys. Aunque hay muchos jugadores a quienes ponerles atención, el desarrollo de uno en específico fue la historia de la semana.

Liniero ofensivo de la universidad de Tulsa, Tyler Smith.

Nadie duda de la explosividad ni del atletismo que el pick de primera ronda brinda a los Cowboys. Su éxito en la NFL, sin embargo, se definirá por su técnica.

Un mal uso de manos y pies llevó a Smith a encontrarse en muy malas posiciones en Tulsa y es la razón principal por la cuales muchos se sorprendieron al momento de que fue seleccionado con el pick #24 en el NFL Draft.

Afortunadamente, las cosas parecen ir bien para el novato de los Cowboys. Según Bobby Belt de 105.3 The Fan, Smith ha mostrado mejoría significante con sus manos que han “estado consistentemente en los números en vez de en los hombros.”

Las manos para un liniero ofensivo siempre tienen que ir por dentro, y viendo video de su carrera colegial, constantemente estas iban en los hombros del contrario a Tyler Smith. Esto lleva a castigos (Smith cometió 12 holdings en 2021 en universidad) una categoría en la que Cowboys sabe que debe de mejorar después de ser uno de los líderes en la liga en dicha categoría.

Aunque hay mejoría en las manos de Tyler Smith según Belt, vale la pena mencionar que los jugadores aún no están equipados. En otro tweet, Belt hizo notar que los pies de Tyler Smith aún necesitan trabajo.

La fuerza y la explosividad son clave en la NFL, pero la mayoría de los bloqueos se ganan por los pies y las manos. Los linieros ofensivos exitosos en la liga saben usar sus manos de manera independiente a sus pies. Pueden “desconectar” los movimientos.

En las palabras del legendario coach de línea ofensiva Howard Mudd, “uso mis manos para poner mis pies en el lugar indicado.”

Si las cosas salen tal y como Cowboys lo planean, Tyler Smith sería el guardia izquierdo del equipo en 2022 y el tackle izquierdo que reemplace a Tyron Smith en el futuro.

Pero es un experimento arriesgado. Los Cowboys le pedirán a Tyler jugar como guardia en 2022, algo que no ha hecho desde preparatoria.

Por un lado, jugar por dentro podría esconder algunas de sus deficiencias técnicas en lo que se desarrolla. Por otro, lo estarán enfrentando a muy buenos tackles defensivos durante las primeras seis semanas de la temporada regular si es que inicia como titular.

A mayor riesgo, mayor rendimiento. Si este proyecto le resulta a los Cowboys, tanto la directiva como el coach de línea Joe Philbin merecerán muchos aplausos.

Imagen destacada vía Tim Heitman-USA TODAY Sports