Cuando los Dallas Cowboys firmaron a T.Y. Hilton, la mayoría de la afición estaba emocionada. Se trataba de un jugador de renombre que podía aportar en momentos clave y ayudar a los receptores jóvenes del equipo a pesar de no ser el Hilton de antaño.

Dos juegos han sido suficientes para llegar a una conclusión tan inevitable como Hilton en tercer down; debe de jugar más.

En sus primeros dos juegos con Dallas, el ex-Colt no ha excedido el 30% de los snaps. Y aún así ha producido para Cowboys.

En su primer partido (contra Eagles), Hilton provocó un castigo en cuarto down y ocho yardas por avanzar y más tarde la simbólica recepción en tercera y 30.

Aunque no tuvo un momento más impresionante, su noche contra los Tennessee Titans fue bastante productiva. Tres veces movió las cadenas en tercer down para los Cowboys, incluyendo una jugada en la que generó 24 yardas después de la recepción.

En total, Hilton lleva seis recepciones para 102 yardas desde que se sumó al equipo y lo ha hecho en tiempo de juego muy limitado.

El head coach de los Cowboys Mike McCarthy indicó esta semana que Hilton se ha ganado más tiempo de juego.

Esas son buenas noticias para la ofensiva y para el mismo receptor, que cada partido de playoffs le generaría mínimo $100,000 dólares en incentivos (aumentando $50,000 cada ronda) siempre y cuando participe en 30% de los snaps.

En los últimos dos partidos, Noah Brown tiene dos recepciones para 12 yardas a pesar de estar jugando en la mayoría de las jugadas. Michael Gallup suma 75 yardas en siete recepciones.

Aunque quizás sea innecesario definir un orden exacto en el grupo de receptores, está claro que T.Y. Hilton merece mucho más tiempo de juego. La expectativa es que lo consiga.

Imagen destacada vía Andrew Nelles / Tennessean.com / USA TODAY NETWORK

Do you believe this Cowboys team can reach the Super Bowl?