La estrella de los Dallas Cowboys Micah Parsons no va a ganar el premio al jugador Defensivo del Año.

No se han anunciado los premios oficialmente, pero es prácticamente un año basándonos en los votos del famoso “All-Pro” que selecciona la AP (Prensa Asociada).

Los votantes de dicha selección son los mismos votantes de los premios otorgados en los “NFL Honors” antes del Super Bowl. Aunque se entregan más tarde, también se llevan a cabo las votaciones previo a los playoffs.

Y aquí es donde descubrimos que el ala defensiva de los Cowboys no va a llevarse a casa el premio. Parsons recibió 33 votos de primer lugar en las votaciones para el All-Pro. Nick Bosa, el ala defensiva de los San Francisco 49ers, recibió 49 votos.

Como ambos jugadores juegan la misma posición, podemos llegar a la conclusión de que Nick Bosa es el Defensivo del Año por encima de Micah Parsons. Es prácticamente oficial.

¿Es justo el resultado?

Bosa terminó la campaña regular con 18.5 sacks, el número uno en la NFL. Parsons, por otro lado, tuvo un número menor. Fueron exactamente 13.5 capturas para el jugador de segundo año, que también fue nombrado un All-Pro de primer equipo.

Al final del día, el objetivo #1 para cualquier caza cabezas es capturar al quarterback. Y por ende, los votantes suelen considerar eso y sólo eso cuando la carrera está entre dos jugadores de la misma posición.

Pero si somos un poco más profundos con nuestro análisis, es imposible ignorar el elefante en la habitación. Las capturas de un jugador – similar a lo que pasa conn touchdowns e intercepciones de un quarterback – representan una porción muy pequeña de las jugadas de un defensivo.

Usemos a los dos jugadores en cuestión como ejemplo. Echemos un vistazo al número de sacks y el porcentaje que estos representan del número de jugadas donde el defensivo presionó al quarterback. Todos los números avanzados son a tráves de Pro Football Focus.

  • Micah Parsons, 13.5 sacks en 488 intentos (2.8%)
  • Nick Bosa, 18.5 sacks en 508 intentos (3.6%)

Incluso si somos generosos y redondeamos esto a 4%, ¿qué pasa con el otro 96% de las jugadas? Si se trata de determinar al mejor defensivo en la NFL, parecería importante considerar dichas jugadas.

Hagamos el mismo ejercicio con presiones al QB en vez de capturas.

  • Micah Parsons, 90 presiones en 488 intentos (18.4%)
  • Nick Bosa, 90 presiones en 508 intentos (17.7%)

Y todo esto es sin siquiera considerar el cómo se están consiguiendo las presiones. Porque es imposible dejar de lado que el jugador de los Dallas Cowboys tiene que lidiar con muchos demás bloqueos dobles que Bosa.

Seth Walder, analista de datos de ESPN, deja esto en claro con una gráfica que busca encontrar quien vence bloqueos a un mayor porcentaje (Bosa es el octavo, Parsons el primero por una diferencia de 9%) y lo compara con quien enfrenta más bloqueos dobles.

Parsons está entre los líderes claros de la NFL en ambas categorías mientras que Bosa está mucho más cerca del promedio en la liga.

A eso le sumamos que Parsons solo tuvo el encargo de presionar el QB en 88% de las jugadas y Bosa en el 99%. Es decir, fue más versátil cumpliendo otros encargos.

Si yo tuviera un voto para el premio del Defensivo del Año, mi boleta diría “Micah Parsons, Dallas Cowboys.”

Sin embargo, debo decir que no me parece un robo ni nada de esa magnitud. Creo que Nick Bosa es un gran jugador y tuvo una gran campaña. Merece reconocimiento. Pero esta carrera es otro recordatorio de que es momento de ver más allá de solo los sacks y otras estadísticas tradicionales.

Imagen destacada vía Brad Mills-USA TODAY Sports

Do you believe this Cowboys team can reach the Super Bowl?