Cooper Rush terminó ganando la batalla para ser el quarterback suplente de Dak Prescott en la pretemporada. Sin embargo, fue solo una victoria temporal. Con Garrett Gilbert y Ben DiNucci fuera de la ecuación, el QB de los Dallas Cowboys tendrá que vencer a un jugador que viene de afuera. Will Grier.

Por ahora, ambos comparten su estancia en el roster de 53 jugadores, pero solo uno podrá surgir como el #2 en el equipo. Los fans de Cowboys están bien familiarizados con Rush, pero no tanto con el joven de 26 años que ingresó a la liga en 2019.

En su momento, Will Grier fue considerado uno de los mejores reclutas de high school en la posición de quarterback. Tanto que universidades como Florida, Auburn, Tennessee, entre otras lo querían en sus equipos. Grier se decidió por Florida, donde jugó y ganó cinco partidos antes de ser suspendido por un año por utilizar sustancias para mejorar el desempeño (PEDs por sus siglas en inglés).

Grier luego terminó en West Virginia, ejecutando la ofensiva agresiva de Dana Holgorsen. Una ofensiva de Air Raid que en alguna ocasión Holgorsen definió como una tan simple que podía ser explicada en solo tres días.

El nuevo quarterback de los Dallas Cowboys tuvo una carrera exitosa en West Virginia, donde se fue como el segundo QB con más pases de touchdown en la historia de la universidad después de solo dos temporadas (71).

Grier fue el pick #100 (3era ronda) en el 2019 y jugó dos partidos como novato para los Carolina Panthers. No le fue bien tras lanzar cuatro intercepciones en esos juegos, una de ellas retornada a la zona de anotación. Pero los Cowboys consiguen una versión de Grier que tiene más experiencia en la NFL. Además, jugaría con un mejor grupo que en Carolina.

Como quarterback, los Dallas Cowboys consiguen a un jugador con un brazo lo suficientemente bueno para lanzar pases profundos. Sin embargo, Grier tiene que desarrollar su procesamiento del juego al sacar la jugada.

En su guía del NFL Draft del 2019, el analista Dane Brugler ofreció la siguiente conclusión respecto a Will Grier:

En general, Grier batalla para identificar/sentir presiones y su toma de decisiones inconsistente es una preocupación, pero es un lanzador de ritmo natural y una vez que encuentra ese ritmo, puede ser letal. Se proyecta como un quarterback banca de la NFL digno de competir por un puesto titular.”

Con dos años en la liga, será interesante ver el desempeño de Grier en los Dallas Cowboys. Un coordinador ofensivo como Kellen Moore podría explotar bien su habilidad para lanzar profundo. Además, el coach de quarterbacks Doug Nussmeier conoce bien a Will siendo que fue su coordinador ofensivo en Florida.

¿Quién será el QB suplente? ¿Cooper Rush o Will Grier? Aunque los Cowboys podrían cargar toda la temporada con tres quarterbacks, necesitan cargar a jugadores extras en varias posiciones. Con el próximo regreso de Connor Williams y Noah Brown de la reserva de COVID-19, el tiempo de uno de ellos podría estar contado.

Si los Cowboys pierden a Dak Prescott por un periodo extendido de tiempo, no tendrán a un quarterback que los mantenga en la discusión. Eso queda más que claro. La decisión entre Rush y Grier podría definirse por cuestión de potencial. Es decir, sabemos quien es Cooper Rush.

Pero a pesar de un mal inicio a su carrera, no sabemos si hemos visto el máximo potencial de Will Grier. Sabemos que tiene herramientas como un brazo que puede mandar el balón muy profundo, y sabemos que puede moverse con fluidez en la bolsa de protección.

Por otra parte, Cooper Rush podría resultar la opción más segura. Al final de cuentas, no es su primer año en Dallas y conoce bien el esquema de Cowboys.

¿Qué prefieren los Dallas Cowboys? ¿Un suelo alto y un techo bajo, o un techo alto y un suelo bajo?

Imagen destacada vía Bob Donnan-USA TODAY Sports