Ya hace casi una semana de que los Dallas Cowboys perdieran en grande contra los Denver Broncos. “Perder” es una palabra que se queda corta, pero ya hemos repasado los detalles negativos una y otra vez. Entonces, estamos listos para poner ese juego en el retrovisor.

Pero antes de que lo hagan, lo crean o no, encontré tres cosas positivas de Broncos vs Cowboys. ¡Sí, tres!

1. Nivel de juego de La’el Collins

Collins volvió al lado derecho de la línea ofensiva mientras que Terence Steele se deslizó al lado izquierdo para suplir a Tyron Smith. Aunque a Steele no le fue bien, la expectativa es que La’el Collins se quedé del lado derecho.

Aunque le marcaron un par de castigos, Collins se vio dominante en sus bloqueos. Probablemente el staff de coaches no vaya siquiera a considerar quitarle ese puesto a menos de que se vuelva a ausentar.

Steele probablemente recibirá mucha ayuda del lado izquierdo con corredores y alas cerradas ayudando en bloqueos y esperemos que una semana más le de mejor nivel del lado izquierdo.

2. Micah Parsons sigue haciendo un poco de todo

Los Cowboys han tenido problemas generando presión al QB y el domingo pasado no fue la excepción. En general, el único que lo logró fue Micah Parsons, quien terminó el duelo con 2.5 sacks a su nombre. Lideró al equipo en tackles y sigue viéndose como el jugador más veloz en el campo varias peces por juego.

La defensiva falló 14 intentos de derribo pero Parsons fue, una vez más, un punto fuerte del partido.

3. Supongo que Dak Prescott está sano

Dak Prescott tuvo un mal, mal, mal partido el domingo pasado ante los Denver Broncos. Se vio impreciso, impaciente y errático. Simple y sencillamente, fue un partido poco característico del QB de los Dallas Cowboys.

Incluso en la primera cuarta oportunidad que quisieron convertir los Cowboys, Prescott comete el error de o 1) no cambiar la jugada o 2) no pedir un timeout si es que no había otra alternativa. Pero Dak no puede permitir correr el balón hacia una caja que claramente no era favorable. 

¿La buena noticia? Parece estar sano. No considero que ninguno de los problemas el domingo pasado tuviera que ver con su pantorrilla. Los coaches y el mismo Prescott han concordado y no lo han usado como pretexto.

Cowboys recibe a Falcons, ¿El juego de Dan Quinn?

Una vez más, los Dallas Cowboys son amplios favoritos. Se enfrentan a un equipo de los Atlanta Falcons que se ha visto mal en ofensiva y defensiva, pero que aún así se encuentran 4-4. Si la temporada acabara hoy, estarían en playoffs.

Lo que más me intriga de este partido en contra de los Falcons es como es que manejará Dan Quinn la defensiva de los Dallas Cowboys. Randy Gregory está fuera del encuentro, lo cual nos hace pensar que Micah Parsons estará involucrado en las tareas de presionar al quarterback.

¿Pero qué tanto? Incluso sin Calvin Ridley (quien se ausentó de los Falcons por tema de salud mental), los Falcons presentan varios retos interesantes.

Está Kyle Pitts, que es un ala cerrada difícil de enfrentar. Hay equipos que le han puesto a sus mejores cornerbacks encima, dándole tratamiento de receptor #1. ¿Pero quieren los Cowboys ponerle a Trevon Diggs?

Claro, Diggs tiene el tamaño y agresividad para lidiar con él, pero si Pitts empieza a jugar por dentro sería un escenario poco conocido para el esquinero de segundo año. Otro problema es que Pitts está jalando muchas marcas de defensivas contrarias y los Falcons han sido creativos aprovechándolo.

Luego está Cordarrelle Patterson. El corredor/receptor de Falcons se ha vuelto una amenaza preocupante. En seis de ocho partidos ha tenido por lo menos cinco recepciones. Es difícil enfrentar su velocidad, en especial porque se está alineando como corredor.

La lógica diría que Micah Parsons es una buena opción para enfrentarlo. ¿Pero están los Cowboys dispuestos a sacrificar al novato, aunque parezca su mejor opción para ejercer presión en Matt Ryan?

Este equipo seguramente volverá a muchas cosas que hicieron contra los Chargers en la Semana 2, cuando se quedaron sin Gregory.

Muchos han especulado que este domingo puede ser uno que se caracterice por el paquete defensivo “Big Nickel” de Dan Quinn. Es decir, que los Dallas Cowboys jueguen con tres safeties en el campo; Donovan Wilson, Jayron Kearse, y Damontae Kazee.

Sea lo que sea, Quinn se ha ganado el respeto de muchos esta temporada. No puedo esperar a ver como busca solucionar este rompe cabezas sin Randy Gregory.

Imagen destacada vía Kevin Jairaj-USA TODAY Sports